¿Qué es y cómo funciona la hiperbitcoinización?

¿Qué es y cómo funciona la hiperbitcoinización?

Aunque son muchos los que dudan de las monedas virtuales y piensan que solo son un experimento, el Bitcoin llegó para quedarse. No se trata de una fas

5 empresas emergentes de Bitcoin y Blockchain en Latinoamérica
El Bitcoin en el cine y la TV
El Bitcoin y la caridad

Aunque son muchos los que dudan de las monedas virtuales y piensan que solo son un experimento, el Bitcoin llegó para quedarse. No se trata de una fase en la economía, sino un sistema que evoluciona y crece, por eso cada vez son más las personas y empresas que lo reconocen y utilizan.

Teoría H o hiperbitcoinización

Desde hace pocos años, el término hiperbitcoinización ha estado sonando con frecuencia para referirse a la llamada teoría H, que expone un escenario global en el que el Bitcoin no tenga fronteras y se maneje de manera cotidiana. De este modo, la hiperbitcoinización significaría el fin del dinero como lo conocemos hoy en día, pues le sustituiría y le liberaría de regulaciones.

Es por ello que las naciones propensas a la hiperinflación podrían encontrar su salvación en el oro virtual. Por ejemplo, países como Venezuela o Zimbabue son perfectos candidatos para implementar este sistema de intercambio. Así pues, la hiperbotcoinización, en teoría, podría ocurrir debido a que los gobiernos intentan controlar la economía de sus naciones con el uso de medidas excesivas.

No obstante, la hiperbitcoinización le llevaría ventaja a la hiperinflación, según explica esta teoría, pues desestabilizaría la economía en muy menor grado que la segunda, causada por el Estado.

A su vez, solo la idea de que la teoría H pudiera materializarse en un país sin que allí haya una crisis económica, es motivo suficiente para que su gobierno se preocupe, especialmente si busca controlar la inflación desenfrenada. Sin embargo, la implementación de este sistema podría ocurrir solo con base en una preferencia racional.

La hiperbitcoinización en la práctica

Como indicamos anteriormente, Venezuela y Zimbabue representan realidades económicas que los hacen blancos ideales para utilizar esta alternativa a su moneda oficial o de plano sustituirle por ella.

En el caso de Venezuela, cuyos problemas económicos son un secreto a voces, existe una comunidad minera de Bitcoin que supera los 100.000 usuarios. Teniendo en cuenta que en 2014 contaba tan solo con decenas de ellos, es evidente que la población de este país está buscando la manera de sobrellevar su economía, aunque sea de manera individual.

El modus operandi de los venezolanos no es otro que aprovechar el bajo costo de la electricidad para ganar y después gastar el uso de tarjetas de regalo cripto. El envío de los productos (que en su mayoría son artículos del mercado negro, principalmente alimentos) se hace a través de empresas en Estados Unidos. No obstante, han sido muchos los mineros que han sido detenidos y cuyos negocios asociados con el Bitcoin e intercambios han sido cerrados.

En Zimbaue, por su parte, no se lleva a cabo la minería aunque existen zimbabuenses vinculados a esta actividad que utilizan el Bitcoin como medida de ahorro. ¿Por qué? Porque en Zimbaue la moneda se devalúa a tal velocidad que es posible sentarse en un restaurante a comer por un precio y salir pagando uno más caro.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0